Este modelo esta inspirado en la técnica del Kintsugi. Una técnica centenaria Japonesa que consiste en reparar piezas de cerámica rotas con polvo de oro representado la belleza de las cicatrices y el paso de tiempo.