Estos pendientes con forma redonda mezclan el negro con un color toffee, rematados con toques dorados metalizados.